EUlogointia 01

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
RizVN Login



Número 232: enero-febrero 2019

Refuerzo del Programa de control de bioseguridad del porcino en Navarra ante el riesgo de la PPA

 

 Bioseguridad-porcino-NAgraria

Después de la aparición de la Peste Porcina Africana en Bélgica en septiembre de 2018, el riesgo de llegada de esa enfermedad a nuestro territorio ha aumentado considerablemente. Por ello, desde el Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra se han tomado diversas medidas para dar respuesta a esta situación. Una de estas medidas es el refuerzo del programa de control de la bioseguridad.

Este refuerzo consiste en realizar nuevas encuestas de bioseguridad en un buen número de explotaciones porcinas para diagnosticar  la situación de las mismas de las medidas que adoptan para evitar la entrada de la PPA. Además, este diagnóstico servirá para que el productor introduzca las mejoras necesarias para la subsanación de las deficiencias consideradas prioritarias, por suponer importantes factores de riesgo en relación a la entrada y difusión de enfermedades infectocontagiosas como la PPA. 

La realización de estas encuestas será llevada a cabo por los veterinarios del Servicio de Ganadería tanto de las Oficinas Comarcales como de la Sección de Sanidad Animal. En total 20 inspectores van a desplazarse a unas 200 explotaciones porcinas en las próximas semanas para ayudar a mejorar la bioseguridad y evitar la entrada de la PPA. 

La selección de las explotaciones que se van a inspeccionar se basa en varios criterios: explotaciones que no se hayan encuestado anteriormente, aquellas que traigan animales de intercambios intracomunitarios y granjas porcinas que presentaron alguna deficiencia considerada crítica en anteriores encuestas. Entre este tipo de deficiencias se encuentran la ausencia de vallado perimetral, la entrada del camión de recogida de cadáveres al interior del recinto de la explotación o la ausencia de elementos que impidan la presencia de pájaros en el interior de las naves.

Hay que señalar que, desde el año 2016 en el que comenzó a aplicarse el Programa de Control de medidas de bioseguridad en explotaciones porcinas en Navarra, se ha hecho un gran esfuerzo por la mejora de las infraestructuras y manejo de nuestras explotaciones porcinas para evitar la entrada de enfermedades. 

Desde el Servicio de Ganadería del Gobierno Foral se agradece la colaboración del sector ganadero navarro que no dudan será ejemplar, como siempre, y se resalta que “entre todos conseguiremos estar mejor preparados para afrontar esta amenaza”.