EUlogointia 01

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
RizVN Login



Número 241: julio-agosto 2020

Navarra da inicio a una vendimia adelantada y con buenas previsiones

 noti-vendimia

Con nueve días de adelanto respecto a la campaña del año pasado, se inicia en la tercera semana de agosto la vendimia en la Denominación de Origen Navarra con la previsión de recoger cerca de 76 millones de kilos de uva, un 35% más que en 2019. Según lo ha anunciado el Consejo Regulador en rueda de prensa, esta fecha adelantada de comienzo convierte a esta campaña en una de las más precoces de la historia de sus registros.

Unos 2.000  viticultores y 85 bodegas solo de la DO Navarra cosecharán cerca de 76 millones de kilos de uva, un 35% más que en 2019

La vendimia se ha iniciado en las localidades del sur de la región, en las zonas de la Ribera Alta y Baja con las variedades de uva blanca: Chardonnay, Sauvignon Blanc y Moscatel de Grano Menudo. En los días sucesivos la vendimia alcanzará todos los rincones de la Denominación hasta completar el mapa vitivinícola compuesto por 10.200 hectáreas de viñedo. Así, 2.000 viticultores y 85 bodegas afrontan una nueva campaña en la que se van a recoger, según las primeras estimaciones realizadas por la sección de Viticultura y Enología del Servicio de Explotaciones Agrarias y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Navarra (EVENA), cerca de 76 millones de kilos de uva blanca y tinta. La cifra supone un aumento del 35% respecto a la cosecha del año pasado que fue especialmente reducida.

La precocidad de la presente vendimia se ha producido por un adelanto en la fecha de brotación de la viña motivado por un final del invierno e inicio de la primavera inusualmente cálidos.

Dicha antelación se ha mantenido durante todo el desarrollo vegetativo de las cepas porque las temperaturas que han acompañado a las sucesivas fases de progreso de la vid hasta completarse han correspondido a las que caracterizan a cada estación del año.

Las abundantes lluvias acaecidas en invierno y en primavera han proporcionado a la tierra y a la viña las suficientes reservas hídricas para afrontar y completar todo el ciclo. Este año ha sido caracterizado por un esmerado y celoso trabajo de los viticultores en el campo para conseguir paliar los efectos negativos que pudieran provocar un exceso de precipitaciones. Como resultado, la alta presión de posibles afecciones en el viñedo ha sido controlado y la uva presenta un estado sanitario general excelente. “Tras un año complicado de trabajo en el campo y en las bodegas para elaborar y comercializar nuestros vinos, empieza un nuevo ciclo con la llegada de la vendimia que renueva nuestras ilusiones y expectativas de futuro para los vinos nuevos que están por llegar de gran calidad”, afirma David Palacios, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra. El inicio de la campaña llega con buenas noticias en cuanto a la comercialización de los vinos Navarra ya que el mes de julio aporta un respiro con un aumento de las ventas de más de 11% sobre el mismo periodo de 2019.