EUlogointia 01

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
RizVN Login



Número 242: septiembre-octubre 2020

Finaliza la vendimia en Navarra con 74 millones de kilos de uva cosechados, un 35% más que en 2019

 noti-vendimia-2020

La vendimia 2020 ha finalizado con la recogida de 74 millones de kilos de uva, un 35% más que en 2019. Su comienzo se adelantó a mediados de agosto y se ha desarrollado en en excelentes condiciones durante dos meses, mucho mejor de lo previsto en un inicio.

El cierre de cosecha se ha oficializado con el corte del último racimo realizado por la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno Foral, Itziar Gómez, Olite / Erriberri, junto con el presidente de la Denominación de Origen Navarra, David Palacios, en un acto de fin de temporada celebrado en la finca experimental de Baretón de EVENA. El evento se ha completado con una degustación de vinos.

Gómez ha felicitado al sector por “la excelente calidad y cantidad de esta cosecha, especialmente complicada por la crisis del COVID-19”, y ha recordado que desde el inicio de esta situación, y en previsión de la caída de precios y mercados, “la estrategia del Gobierno de Navarra ha sido el apoyo directo a agricultores y bodegas, columna vertebral del sector, con una importante batería de ayudas directas, cuyo importe total ronda los 4 millones de euros”.

Por su parte, David Palacios ha indicado que “esperamos una gran añada 2020 porque el resultado de la uva recogida en aún mejor que lo previsto, gracias al gran trabajo llevado a cabo por las y los profesionales con los que contamos en la DO”. En el contexto actual, ha destacado que “con esta nueva cosecha es tiempo de mirar el futuro, con esperanza y ambición para iniciar una estrategia en este nuevo escenario en el que tenemos que actuar”.

Las 10.200 hectáreas que componen el viñedo de la DO Navarra han sido vendimiadas por 2.000 viticultoras y viticultores, y 89 bodegas en 117 municipios.

En las 10.200 hectáreas que componen el viñedo de la Denominación de Origen Navarra han sido vendimiadas uvas tintas como Tempranillo, Garnacha, Merlot, Cabernet Sauvignon, Graciano, Mazuelo, Pinot Noir y Syrah y las blancas: Chardonnay, Viura, Garnacha Blanca, Moscatel de Grano Menudo, Sauvignon Blanc para elaborar vinos blancos, rosados y tintos. 

Sólo faltan por cosechar las uvas destinadas a los vinos conocidos como “vendimia tardía”.

Tal y como señalan los técnicos de la Sección de Viticultura y Enología del Gobierno de Navarra, que realizan semanalmente en campaña controles de maduración de la uva, la vendimia se ha desarrollado en muy buenas condiciones, mejores de las previstas en un principio. Comenzaba en la segunda quincena de agosto, como una de las más precoces de la DO.

El verano ha sido seco y caluroso, con diferencias de temperatura entre el día y la noche, circunstancias meteorológicas muy propicias para el fin del ciclo de la uva. Además, la recolección se prolongó con la entrada del otoño, en la que hizo frío, una circunstancia que mantuvo la uva en la cepa en muy buen estado.

De esta manera, viticultoras, viticultores y bodegas han podido recoger sus uvas en el momento más adecuado, y de manera programada.

EVENA elaborará 140 vinos propios de 62 variedades de uva diferentes cosechados en sus fincas experimentales

La Sección de Viticultura y Enología del Gobierno de navarra - EVENA - cuenta con dos fincas experimentales de viñedos como principal herramienta para investigar en campo, una es la de Baretón y la otra se sitúa en el paraje del Extremal. Con las uvas cosechadas en esos campos del material vegetal seleccionado, se elaboran vinos varietales en la bodega experimental de Olite donde se trabaja en I+D+i para el desarrollo de nuevos procesos de vinificación y nuevas categorías de vinos.

En 2020 se van a elaborar unos 140 vinos distintos de 62 variedades viníferas diferentes, muchas de ellas son material procedente de cepas antiguas de Navarra recuperadas en el marco de los trabajos de prospección y preservación de las "Cepas sigulares y vinos Old-Vidaos" que se inició en 2004 y aún está vigente. 

En todo este proceso se siguen los principios de producción ecológica y selección conservativa, aplicando las técnicas alternativas más innovadoras y sostenibles, también con el objetivo de dar alternativas al viñedo navarro para la adaptación al cambio climático, esto último en el marco del proyecto europeo VITISAD.