EUlogointia 01

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
RizVN Login



Número 250: enero-febrero 2022

LIFE-IP NAdapta-CC avanza en la recuperación de semillas antiguas con la incorporación de nuevas variedades

 life-ip2

 

El proyecto ha conseguido nuevas variedades que ya han sido entregadas al banco de germoplasma para su conservación. El trabajo, desarrollado por la sociedad pública INTIA, consiste en la localización y recuperación de semillas locales pertenecientes a diferentes zonas de Navarra. 

 

La sociedad pública Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentaria (INTIA), dentro del proyecto LIFE-IP NAdapta-CC, sigue avanzando en el proyecto de recuperación de semillas antiguas, y en las últimas semanas, ha conseguido incorporar nuevas variedades que han sido ya entregadas al banco de germoplasma para su conservación. Este trabajo, desarrollado fundamentalmente desde las fincas experimentales ubicadas en Sartaguda y Santesteban/Doneztebe, consiste en la localización y recuperación de semillas locales pertenecientes a diferentes zonas de Navarra. A finales del año pasado, se habían contabilizado un total de 78 semillas diferentes recuperadas.

 

Una de las responsables de la recuperación de semillas antiguas de este proyecto, Asun Tiebas, técnica de experimentación de INTIA, ha visitado las instalaciones del Banco de Germoplasma Hortícola del Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (BGHZ-CITA), donde se han entregado nuevas semillas multiplicadas de la campaña 2021, entre ellas variedades recuperadas de alubias, acelgas y calabazas, y se ha recogido una cantidad de semillas ya depositadas en su día, pero con cantidades insuficientes para cumplimentar con los códigos BGHZ-CITA, necesarios para su conservación. Estas semillas recogidas (alubias, maíz, tomate), se multiplicarán este verano en las fincas experimentales de INTIA de Sartaguda y Santesteban/Doneztebe. El acuerdo para esta permanencia en el Banco de Germoplasma se realiza con Cristina Mallor investigadora de la Unidad de Hortofruticultura del CITA.

 

Más información en este enlace.